El Campeón

La verdad es que, individualmente, la cuestión no necesita ni argumentarse, aunque deja una cuestión que me interesa y luego mencionaré. En cuanto a lo colectivo, asumo que será en parte culpa mía, pero encuentro dificilísimo hablar de algo muy positivo si usamos los paramétros de exigencia aplicables a este tipo de plantilla, aunque estuviera algo depauperada. Desde enero hasta hoy, el Barcelona me ha parecido muy poca cosa como equipo, como mecanismos para jugar bien dentro de un plan determinado que incluya y relacione a múltiples piezas. Están el pase de Messi de a Alba, la relación de Messi con Suárez, etc. pero… en general, siento decir que poco, bastante poco para un campeón de Liga post- 2009.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio. Otros podrán señalar algunas cosas, estoy seguro. Al menos el Barcelona encajó poco. Sin embargo, hasta en eso, llevo viendo un peso desmesurado de las individualidades defensivas sobre lo colectivo en los últimos meses (como ha ocurrido en el Atlético, por cierto, que ha encajado poquísimo sin ser ni de lejos la muralla de antaño). Milagros del alemán bajo palos, un día increíble de Umtiti o Piqué, etc. 
Y es que, en una temporada tan exageradamente buena como la de ter Stegen (que merecería directamente un Balón de Oro de los porteros de forma solitaria e indiscutible si no fuera porque hay un monstruo de la portería en la capital), o con unos meses tan positivos como los tuvo Umtiti hasta ¿la lesión? (o Piqué), lo dice todo el hecho de que nadie pueda discutir que esta es, una vez más, la Liga de Messi. Lo dice todo porque hay que ser absurdamente bueno y constante como para que todos los focos tengan que caer sobre Leo cuando el alemán ha demostrado ese nivel. Y Messi lo ha sido: demasiado bueno y constante para los demás equipos. 

Y enlazo con lo que anunciaba al principio. Para mí, la única cuestión a resolver que nos deja esta Liga es si se trata, de las 9 en su haber, de la más meritoria para Messi. La más unívocamente suya, aunque todas (de las últimos 7/8) hayan sido principalmente suyas. Yo opino que sí, pues ha sido una temporada donde su equipo, para mí, le dio muy, muy poco (como en la del Tata, que perdió, o en la última de Luis Enrique, ídem), básicamente asegurándole muchos días la puerta propia a 0 -pero hasta ahí- y, además, presentaba la dificultad añadida de ser la que menos individualidades ajenas a él presentó. No ha habido dos meses donde los 1-0 los hiciera Neymar si el argentino bajaba el pistón, por ejemplo, y Suárez cogió el tono de la temporada muy pasadas las navidades, creo yo.Por todo ello, digo que sí, es la cumbre liguera de Messi: y eso que tiene ya 30 años y se ha hartado de ganarlas. Pareciera que lo haga por un tema de amor propio, y nada más.Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Creo que la mayoría de los motivos que explican esta Liga son los mismos que explican en parte que haya caído en cuartos de UCL en 4 de las últimas 5 temporadas