Venciendo a una mal Grecia

Croacia derrotó a Grecia de manera abultada y prácticamente se garantizó su presencia en la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018. Su plan de juego se basó en los mismos principios que viene utilizando desde que Zlatko Dalić es el seleccionador; todo en virtud de un 4-2-3-1 con Rakitic en el doble pivote y sacando la pelota y Modric de “10” contemporizando entre líneas y buscando jugadas decisivas que dota al equipo de cierta constancia. No hay mucha nitidez, ni desequilibrio ni mucha determinación. Pero sí constancia.
Dicho de otro modo, el combinado que están construyendo los croatas es el típico que se estrella contra cualquiera rival organizado que completa la misma con alguna noción de contragolpe. Mas esa definición estuvo lejos de poder ser aplicada a la Grecia de Michael Skibbe.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Grecia fue uno de los conjuntos menos competitivos que se han divisado en esta fase de la competición. En realidad, no se trata de un candidato tan débil -durante la clasificatoria ofreció una cara más seria-, pero sí que está compuesto por un grupo inexperto y por tanto proclive a derretirse en un momento caliente; y Skibbe no ayudó a los suyos convirtiendo esta fecha especial en un instante todavía menos relacionado con su rutina: cambió el esquema habitual e implantó un 5-3-2 que mandó señales conservadoras, quizá, no demasiado necesarias, toda vez que Grecia había exhibido consistencia más que suficiente con su sistema de línea de cuatro.

Así, un equipo que había recibido escasos seis goles en 10 jornadas de fase de grupos, se transformó en un mar de dudas y nervios que concedió errores groseros en su última línea hasta el punto de regalar, no facilitar sino regalar, cuatro tantos a esta Croacia que no parece destinada a derrumbar puertas, sino a tocar una muchas veces a la espera de que se la abran como hicieron los helenos.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Lo que más me decepcionó del encuentro es que creo que, en circunstancias normales, y cruzando lo visto durante la clasificación en ambos equipos, este cruce estaba destinado a ser la bomba en cuanto a emoción. Grecia tiene menos calidad individual pero la estructura enseñada en estos meses era sumamente superior a la de los croatas. Qué menos el efecto azucarillo.
En cuanto a la posición de Modrić, no lo termino de ver de 10, fue la figura del encuentro, pero probablemente sea porque en su selección sea el mejor capacitado para ejercer en esa posición, eso sí, aunque ya tiene 32 años es impresionante el despliegue físico que muestra.
Será posible que en el Madrid pueda ejecutar una función similar como en su selección, de mediapunta pero más escorado a una banda (supongo que en derecha preferentemente) para no desgastarse tanto, por ejemplo en un 4-4-2 en línea, o en un 4-2-2-2?
Por otra parte, Modric estuvo espectacular. Vale, Grecia estuvo horrible, pero Luka dejó 2 o 3 pases con el exterior que se transformaron en manos a manos con Karnezis… brutales. Más su habitual repertorio de regates, amagos… superioridad insultante.