Un nivel Mayor

La Juventus de Massimiliano Allegri se subió por penúltima vez al cuadrilátero para demostrar que en Italia es el peso pesado que decide dónde y cuándo asestar los golpes definitivos. Su Coppa ante la Lazio, un ejercicio de suficiencia demoledor, se desarrolló sin apenas emociones, en uno de esos escenarios en los que la voz y el voto corren de su cargo, subrayando una superioridad que deja a sus rivales muy necesitados de golpear primero y que, además, las cosas le vayan sonriendo. De lo contrario todo caerá por el propio peso específico de un equipo prácticamente intocable en lo referente al fútbol italiano.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Esta vez fue la Lazio de Simone Inzaghi la que se vio aturdida por el poder que la Juve maneja actualmente, cuya intensidad se manifiesta en todo contexto y con igual resultado. Los laciales quisieron replegar y después presionar, cambiaron de dibujo y lo intentaron de diversas maneras, variables, todas, insuficientes sobre el césped. En ese intento de igualar la diferencia de nivel competitivo e influencia individual las cosas reflejaron lo que significan Daniel Alves y Paulo Dybala, dos cracks que vienen de explicar una semifinales de Copa de Europa. Se constató en la final de Coppa que cuestionar planteamientos desde el posicionamiento o el ritmo, desde la iniciativa o la réplica, a la Juve, ahora mismo, le viene siendo completamente indiferente.

Fue hasta tal punto así en la noche de ayer que las bajas de Khedira y Pjanic no comprometieron su discurso, adaptado a las circunstancias y con la tranquilidad de contar con piezas que ganan partidos con el añadido de darles forma y quitársela al rival. Inzaghi, aplicado en la defensa de su propio campo, con armas para dañar al espacio, se encontró sin ellos porque la Juve es un candado con la pelota, tratándola con el cuidado con el que se trata lo más delicado. La Lazio de Baldé, casi siempre en repliegue, vio pasar la circulación bianconera una vez los de Allegri se adelantaron con otro certero momento de puntualidad de esa leyenda llamada Daniel.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
No contento con eso, Bonucci puso el 2-0 y le quitó toda la música a la sala. Los romanos, que salieron en 3-5-2, buscando el espacio para Baldé e Immobile, veloces a la contra, se vieron muy comprometidos por el resultado y por la baja de Parolo, lesionado en mitad del primer tiempo. Eso obligó a Inzaghi, no sólo a reconfigurar su ‘XI’ y su dibujo, sino a presionar arriba. La idea tuvo tintes dramáticos porque fue desperdigada, y eso lo vio Dybala para abrir en dos el sistema de Inzaghi con una agresividad, con una conciencia de hacer daño en la zona de pivotes ante las que nadie en Italia, en situaciones así, puede hacer frente. Esa aparición, la del astro argentino para castigar lo emocional, fue la puntilla. Ahí, en el control orientado de Dybala en la medular, se acabó definitivamente la final. La Juve es otro nivel.

Alves y Dybala fueron siempre demasiado para Inzaghi

La valentía de Nacho

Antes incluso de sufrir las consecuencias de su derrota en Waterloo, Napoleón Bonaparte ya decía que la victoria tiene cien padres, pero que la derrota es huérfana. Dicha frase ha sido utilizada en multitud de ocasiones para reflexionar acerca de la soledad del derrotado, pero si de la candidatura al título de Liga del Real Madrid de Zidane se trata tenemos que quedarnos con “la parte que nunca importa”, con lo que va antes del “pero”. Porque si el conjunto blanco suma al menos cuatro de los seis puntos que le quedan en juego el reparto de méritos deberá ser mucho más amplio de lo normal. No es ya una cuestión de competir como equipo o de química colectiva, sino más bien de cómo la inmensa mayoría de sus futbolistas se han ido alternando a lo largo de la temporada a la hora de tirar del pelotón.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Esto ha sucedido, en primer lugar, porque Zinedine Zidane así lo decidió, así lo buscó y así lo potenció desde el primer día a base de demostrar una confianza plena e inquebrantable por cada uno de sus jugadores. Con una visión muy global, priorizando siempre el ganar la guerra a costa de poder perder ciertas batallas, el técnico francés ha ido responsabilizando a todo el vestuario del resultado final, aun a sabiendas, como ya sabía su compatriota, de que en caso de derrota no habrá nadie más responsable que él. Pero, claro, Zidane sabe que su confianza no es ni mucho menos ciega. Que contar con Varane/Pepe como tercer central, con Iscocomo jugador número doce, con James como opción puntual y con Morata como segundo delantero es algo que no está al alcance de ningún otro equipo del mundo. Por calidad neta, pero también por adecuación a los diferentes retos, la profundidad de su plantilla marca diferencias.

Y, pese a que todos pueden explicar esto de una forma diferente, con sus argumentos y sus matices, la visión no estaría del todo completa si no pusiéramos en valor la figura de Nacho Fernández.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Del central madridista se ha repetido como un mantra -justificado- aquello de que “siempre cumple”. Pero éste elogio, que es el mejor posible para un cuarto central de un grande, se comenzó a quedar pequeño desde hace ya un tiempo. Su rendimiento individual, ajeno siempre al momento del equipo o a la falta de continuidad, se ha ido elevando conforme el paso del tiempo y de los partidos nos ha permitido conocerle mejor. Seguramente la mejor de sus virtudes sea su metódica concentración, esa que le lleva a cometer muy pocos errores y a permitirse el lujo de sumar aciertos como el del domingo ante el Sevilla, pero sí ha conseguido instalarse en un puesto tan exigente como el de central del Real Madrid ha sido sobre todo por su punta de velocidad. Ésta quizás sabe a poco por haber ido acompañando a tres de los centrales más imponentes del momento -y de la historia- en este sentido (Pepe, Ramos y Varane), pero no por ello es menor ni reseñable. Sobre todo en clave liguera, donde así logra controlar a la gran mayoría de delanteros rivales.

Umiti y Suarez

El Fútbol Club Barcelona se marchó de Gran Canaria con la sensación de haber hecho el partido que debía hacer en todo momento, uno de esos que a nivel de resolución de conflictos y tiempo empleado en la misma definirá el proyecto Luis Enriqueuna vez éste se despida del Camp Nou. Los hombres entrenados por el asturiano salieron con cierta comodidad de lo planteado por la UD Las Palmas en su posicionamiento sin balón, para desde ahí conectar y activar los espacios más amplios, los que quedan a la espalda de los hombres de Setién. Una victoria cómoda que tuvo varios protagonistas.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Y es que esta vez, el Barça, el rival de la UD de Setién, no abrió ni amplió el marcador en base a una presión adelantada, continúa y eficaz para provocar robos y materializar las concesiones, sino que construyó su triunfo desde una salida de balón acertada que ganara altura ofensiva para, ahí sí, ser directo y preciso en campo contrario, mandando balones al espacio a Luis Suárez, el ejecutor de Bigas y Lemos. En esa disyuntiva, el sector zurdo, mucho más seguro y adaptado, con Marlon y Digne en el opuesto, tuvo , Iniesta, Alba y Neymar su cuarteto de seguridad.

La idea de Setién sin balón consistió en intentar saltar cuando los centrales no lograban visualizar una línea de pase que no fuese comprometida, que el receptor pudiera recibir más o menos cómodo y que después apareciera un movimiento que garantizara la progresión. Los amarillos, esperando que los medios bajaran a recibir de espaldas, esperaban a que Marlon o Umtiti cedieran la pelota a un Busquets girado, para con Roque Mesa, Momo o Viera, morder dicha recepción. Sergio, preciso en el primer toque, derivaba la presión rival a la banda. Allí, con Alba y Neymar abiertos y distrayendo, el Barça lograba salir.

En el tramo de mayor igualdad, la UD Las Palmas también supo como instalarse en campo contrario. Anunciado en el inicio del texto, no es el Barça de la MSN un equipo continuo y trabajado en presiones corales y adelantadas, lo que permitía a los zagueros y medios canarios encontrar a Momo, Mesa y Viera a la espalda de Busquets, Iniesta y Rakitic. Una vez los mediapuntas recibían, era principalmente Jesé el que encontraba situaciones de uno contra uno ante Digne o Alba, mayoritariamente el primero. Ahí sí tuvo cierta superioridad el equipo local, no concretada finalmente.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El marcador lo explicaron entre Suárez y Neymar pues el comportamiento del Barça en campo rival sí tuvo una intención más agresiva, conectando con el uruguayo en largo, incidiendo en las debilidades canarias en campo propio, irregular en el trabajo previo a la disputa del ‘9’ sudamericano. En esas zonas previas aparecieron segundos de tiempo para los pasadores, una golosa invitación para mirar al voraz punta charrúa. De esa manera cimentaron los culés una victoria que deja para la última jornada la resolución del título.
El sector zurdo del Barça compensó las debilidades del derecho.

Madrid/Juve 7

Con que esa información, aun pudiendo estar de acuerdo con esto que dices, está totalmente fuera de lugar. Aquí está totalmente fuera de lugar.
Puede entenderse que una decisión arbitral, como hecho, pueda desencadenar sucesos, cambiar dinámicas psicológicas y por ende de juego. Pero un pase, un remate, un apoyo o un desmarque también desencadenan sucesos que no hubieran ocurrido de ninguna otra forma. Si la idea es continuar con el análisis serio del juego, hay que centrarse en la actuación jugadores y técnicos, que son los que proponen dinámicas y rutinas de juego. El factor arbitral puede ser objeto de análisis, sí, pero aquí no corresponde. Para ello ábrase una web dedicada a este tipo de información o comente en twitter.
Sigo ecos desde hace años y nunca me había animado a participar en los comentarios, y si algo valoro de este lugares tener la opción de leer sobre fútbol sin más ruido de fondo de lo que se deriva del propio juego
En clave RMA, espero que lo de ayer sirva para hacer reflexionar a los dirigentes sobre 2 fichajes que son urgentes y, en uno de ellos, llueve sobre mojado.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Keylor es un déficit competitivo muy alto. Llevo años preguntándome qué sería de este equipo con un portero Top. Hemos pasado de los últimos años de Casillas a Keylor. Al final muchas de las situaciones dramáticas de los ultimos años se dan porque este equipo encaja muchos goles. Muchos mas goles de los normales. Uno ve a Oblak manteniendo a su equipo a flote una y otra vez, ve a Ter Stegen salvar innumerables veces al Barcelona, ve a De Gea, Courtois, Allison, Buffon… casi todos los grandes de Europa tienen un portero diferencial. Keylor es un portero que no destaca por alto, no es seguro, no es bueno con el pie…. Vive de sus reflejos y un mano a mano bastante bueno.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Un central. Yo ya apunté en verano que me parecía muy arriesgado no cubrir la marcha de Pepe más que con un canterano inexperto y muy proclive a lesiones, más teniendo en cuenta que Varane también se pierde por lesiones muchos partidos al año. Anoche se vio que Vallejo no está para estos partidos.
Pues yo vi un partido muy distinto al del resto, en la primera parte muy bien la Juve consiguiendo explotar sus ventajas pero aun con todo el Madrid le genera por lo menos cuatro ocasiones de gol bastante claras, lo normal es que hubiera entrado una por lo menos pero era el dia en lo que todo lo que otras veces entra no quiso hacerlo. Y en la segunda parte me parece completamente madridista, solo recuerdo una ocasion de la Juve a tiro del Pipa desde fuera del area y el Madrid vuelve a tener alguna bastante clara aparte del dominio durante casi toda la segunda parte y total en los ultimos minutos. Desde mi punto de vista el resultado durante todo el partido fue muy engañoso respecto a lo que estaba sucediendo en el campo.

Madrid/Juve 6

Vaya manera de terminar los cuartos y eso que muchos los consideramos unos partidos de vuelta bastante “aburridos” y predecibles, muy bien Zidane al no confiarse de la Juve ni del resultado obtenido en la ida, pero es que el baño que le dieron los de Italia al Madrid en la 1ra parte fue épica pura. La superioridad se baso en 3 cosas principalmente la debilidad propia del rombo frente a equipos que optimizan y atacan por las bandas y obviamente la insultante superioridad de los 2 extremos frente a los laterales, uno por físico y el otro por juego puro.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Siguiendo con ese mismo orden de ideas el partido de Bale fue muy pobre, nunca leyó lo que el equipo o CR requerían se habla en el artículo de lo que Pjanic hizo con Isco, pero también el gales pudo haber hecho el también de media punta y no solo resignarse a lanzar desmarques por detrás de la defensa.
Es que poner a Varane junto con Mandzukic significaba dejar a Vallejo sólo contra el Pipa y las constantes arremetidas de Khedira y si Casemiro se iba con el alemán dejabas el medio desprotegido contra Matuidi y un excelso Pjanic, Allegri planifico muy bien el partido, mas que bien excelente.
pero si algo hay que reconocerle al Madrid es que hizo lo que el Barca anteayer, ni el PSG la temporada pasada no pudieron o no supieron lograr que fue agarrar el balón, mantener la posesión y llevar hacia atrás al contrario y generar ocasiones de gol, porque no solo fue la jugada del penal ya CR había tenido un par de remates y Buffon había tenido que responder varias veces, si perdieron 3-1 pero sin pegar tantos pelotazos ni caer la desesperación absoluta se mantuvieron centrados, salir jugando cuando tu rival esta presionando a toda cancha y mover el balón de un lado al otro para generar el espacio estando al borde de la eliminación tiene su merito.
Lo que pasa Santiago es que, en mi opinión claro, ayer con el 0-3 otro equipo no sobrevive. Y no es que sobreviva porque la Juve falla el 0-4, sino que sobrevive porque reacciona. Un 0-3 es un golpe durisimo y lo normal es desmoranarte, mucho más si es que te han remontado. Para prueba, ver a Vallejo ayer.

En efecto, lo de al final es un golpe de buena fortuna a favor del Madrid, pero es que soy fiel convencido que la suerte se busca, no llega sola. Mismamente porque sin ese acoso final, y si Cristiano gana el salto, esa jugada no llega.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Para esto, parafraseo lo que dijo Valverde despues de los autogoles a favor del Barça en la ida 4-1 vs Roma:” Para que se metan autogoles, algo hemos tenido que hacer nosotros, hemos estado llegando”
En efecto, lo de al final es un golpe de buena fortuna a favor del Madrid, pero es que soy fiel convencido que la suerte se busca, no llega sola. Mismamente porque sin ese acoso final, y si Cristiano gana el salto, esa jugada no llega.

Venciendo a una mal Grecia

Croacia derrotó a Grecia de manera abultada y prácticamente se garantizó su presencia en la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018. Su plan de juego se basó en los mismos principios que viene utilizando desde que Zlatko Dalić es el seleccionador; todo en virtud de un 4-2-3-1 con Rakitic en el doble pivote y sacando la pelota y Modric de “10” contemporizando entre líneas y buscando jugadas decisivas que dota al equipo de cierta constancia. No hay mucha nitidez, ni desequilibrio ni mucha determinación. Pero sí constancia.
Dicho de otro modo, el combinado que están construyendo los croatas es el típico que se estrella contra cualquiera rival organizado que completa la misma con alguna noción de contragolpe. Mas esa definición estuvo lejos de poder ser aplicada a la Grecia de Michael Skibbe.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Grecia fue uno de los conjuntos menos competitivos que se han divisado en esta fase de la competición. En realidad, no se trata de un candidato tan débil -durante la clasificatoria ofreció una cara más seria-, pero sí que está compuesto por un grupo inexperto y por tanto proclive a derretirse en un momento caliente; y Skibbe no ayudó a los suyos convirtiendo esta fecha especial en un instante todavía menos relacionado con su rutina: cambió el esquema habitual e implantó un 5-3-2 que mandó señales conservadoras, quizá, no demasiado necesarias, toda vez que Grecia había exhibido consistencia más que suficiente con su sistema de línea de cuatro.

Así, un equipo que había recibido escasos seis goles en 10 jornadas de fase de grupos, se transformó en un mar de dudas y nervios que concedió errores groseros en su última línea hasta el punto de regalar, no facilitar sino regalar, cuatro tantos a esta Croacia que no parece destinada a derrumbar puertas, sino a tocar una muchas veces a la espera de que se la abran como hicieron los helenos.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Lo que más me decepcionó del encuentro es que creo que, en circunstancias normales, y cruzando lo visto durante la clasificación en ambos equipos, este cruce estaba destinado a ser la bomba en cuanto a emoción. Grecia tiene menos calidad individual pero la estructura enseñada en estos meses era sumamente superior a la de los croatas. Qué menos el efecto azucarillo.
En cuanto a la posición de Modrić, no lo termino de ver de 10, fue la figura del encuentro, pero probablemente sea porque en su selección sea el mejor capacitado para ejercer en esa posición, eso sí, aunque ya tiene 32 años es impresionante el despliegue físico que muestra.
Será posible que en el Madrid pueda ejecutar una función similar como en su selección, de mediapunta pero más escorado a una banda (supongo que en derecha preferentemente) para no desgastarse tanto, por ejemplo en un 4-4-2 en línea, o en un 4-2-2-2?
Por otra parte, Modric estuvo espectacular. Vale, Grecia estuvo horrible, pero Luka dejó 2 o 3 pases con el exterior que se transformaron en manos a manos con Karnezis… brutales. Más su habitual repertorio de regates, amagos… superioridad insultante.

Abierto también gana el Madrid

El Real Madrid obtuvo tres de los siete puntos que le faltaban para ser campeón ante un Sevilla inconexo que hizo el esfuerzo por conectarse pero que no pudo conseguirlo. Aun así, se trató de un encuentro abierto durante la mayor parte del minutaje porque Zidane presentó la versión menos sólida de su equipo.
El técnico francés, sabedor de que Sampaoli se acoge a rutinas como tener el balón o presionar arriba, apostó por un 4-2-4 y por futbolistas preparados para marcar la diferencia al atacar con espacios frente a sí (Kovacic, Asensio, James, Morata). Su problema residió en que, defensivamente, careció de orden. En primer lugar, porque Kovacic y Kroos, el doble pivote, manejan chips muy parecidos a la hora de defender -ambos se basan en la presión hacia delante-; y en segundo, porque la posesión blanca tejió muy pocas ventajas a su táctica. Kovacic volvió a ser una pesadilla para Kroos en términos asociativos, al ser el único centrocampista sin la costumbre de colocarse para dibujarle triángulos que favorezcan la fluidez en los pases, y James, desde la banda derecha, tampoco cubrió esa carencia. Vale que Zidane pudo buscar un partido abierto, si bien cuesta pensar que aceptase que su propio conjunto mostrase tan poca cohesión.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
En dicho contexto, tres hombres sevillistas desempeñaron un rol protagonista. A favor de los suyos, Jovetic y Correa, que asistidos por Krohn-Dehli -que reapareció de su lesión como mediapunta del 4-2-1-3 que dibujó Sampaoli-, exprimieron los déficits posicionales del incompatible doble pivote merengue. En contra, Kranevitter, con pérdidas de balón incesantes en zonas prohibidas, daba alas al Madrid.

En el colíder, hubo un par de buenas noticias. Para empezar, los laterales Danilo y Nacho lucieron en ataque permitiendo que ese modelo ofensivo sustentado en dichas figuras siguiese teniendo valor pese a las ausencias de Carvajal y Marcelo. Para terminar, sin duda debe ponderarse la actuación de Asensio, porque no es normal que un futbolista enfocado a la creación de ocasiones participe más en 90 minutos de juego que el mismísimo Toni Kroos. Asensio se mueve en el Real como Bale en Gales; va adonde quiere porque siente, y demuestra, que en cualquier parte suma. El mallorquín es un joven muy especial.
A mí más allá de que para mí los más MC son Casemiro y Modric (sobre todo en la faceta defensiva), y cuando salieron el Madrid fue absolutamente otro… me gustaría bastante hablar de Asensio.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características

Seguro me equivoco, pero me da que este chico marca más el estilo del Real Madrid que, por ejemplo, Isco. Creo que si Asensio está la producción ofensiva, y la manera de atacar cambian radicalmente. Pasa a ser todo mucho más rápido y fluido, y esa sensación la tengo aunque Asensio no juego muy bien. Isco es un crack, y está de dulce, y además creo que se complementa y se entiende con Asensio a las mil maravillas, pero cuando hemos visto al Madrid B lucir, creo que es más el Madrid de Asensio que el de Isco.

El Despertar

Sucedió en Francia durante el verano de 1998. Ronaldo Nazario ya era el mejor futbolista del mundo, la pieza más salvaje que el fútbol había regalado desde Maradona, pero con trazos de venir del futuro. La constelación brasileña que él lideraba tenía cara de amargura y desolación. El 3-0 de la final del Mundial era abrumador. Del otro lado, los franceses celebraban un triunfo que cambió los avatares del juego y que el mismo fútbol les debía. El hombre de la final era un Zinedine Zidane pletórico, pero muy cerca de él, Thierry Henry festejaba con una camiseta amarilla de valor incalculable: la de Ronaldo. Con ella puesta, el entonces futbolista del Mónaco dejó para siempre una postal inolvidable besando la Copa del Mundo. Fue en ese momento que los midiclorianos explotaron. Cinco meses después, a unos doce kilómetros del Stade de France, nació Kylian Mbappé, un elegido por La Fuerza.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Hablando de Verratti, en este espacio se dio nota de la ambigüedad que rodea al hincha del fútbol que está en constante expectación de ser vislumbrado por el fulgor de los nuevos talentos, mientras busca en ellos reminiscencias de las viejas glorias del pasado. Con Mbappé no fue distinto. Una vez hizo su imborrable aparición en la Champions, las comparaciones con Ronaldo y Henry, más allá del obvio parecido estilístico, no tardaron en invadir la red. Había razones, y quien vea flashes de uno u otro en varios de sus lances no está loco, pero el chico se ha encargado de dotar a su fútbol de una personalidad propia en pocos meses, los mismos que también le han bastado para convertirse en un candidato inexpugnable al gran trono de mejor jugador del mundo en unos años.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Mbappé es delantero centro. El anacrónico sistema del Mónaco, que da prioridad a una doble punta) abastecida por dos mediocampistas ofensivos, como si esto fuesen los 90s, ha permitido a Mbappé saltar a la élite en la posición en la que, si todo ocurre como parece que ocurrirá, disfrutará de sus mejores años, un lujo que no todos los ‘9’ de planta y/o velocidad similares se han podido permitir. Mismamente, sus compatriotas Thierry Henry y Karim Benzemajugaron muchísimo en banda en edades tempranas. Para él eso ha sido una bendición porque le ha permitido desarrollarse donde puede potenciar su fútbol y no solamente unas condiciones físico-técnicas concretas. Y esto es importante porque si hay algo que impacta de inmediato es la sensibilidad con la que juega y la sabiduría que desprende. El nombre original de este artículo, que estaba planeado para salir antes de los cuartos de final de la Champions, era ‘Freak and Geek’. Era una referencia a su físico descomunal y su comportamiento intelectual dentro del terreno de juego. Y a su adolescencia. Sin embargo, el devenir de las últimas semanas ha cambiado la impresión que Mbappé había dejado hasta entonces, de prometedor futbolista incompleto, y hoy hay que mirarlo como se ve a una estrella en ciernes, que es lo que realmente es.

Messi vs el Futbol

Ese chico, Messi, se está cargando el fútbol. Está aniquilando cualquier mínima incertidumbre sobre el juego. Está acabando con la nerviosa diversión de aguardar lo inesperado, de ver una película sin poder predecir fácilmente el final o de leer una novela sin saber quién es el asesino hasta sus últimas páginas. Messi asegura y garantiza sin apenas altibajos. Como si siempre pudiéramos prever lo que va a ocurrir cuando él está presente sobre el césped. Como si todo estuviera escrito sin importar la puesta en escena. Dan igual los partidos. Dan igual incluso los rivales o las resoluciones tácticas de los entrenadores de turno. El destino está escrito cuando entra en escena el 10 barcelonista.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Messi transita. Deambula sin destino aparente. Está por allí como si no estuviese. Espera, siempre estratégicamente colocado, dispuesto a salir disparado tras un lapso imperceptible de reacción. Se coloca en el lugar preciso sin que apenas nadie se percate. Y nos gusta cuando calla porque está como ausente. Aprovecha la distracción que procura el balón, centro de todas las atenciones, para tomar posiciones y anticiparse al devenir del juego. Como los grandes sprinters, cogiendo buen rebufo y enfocando entre codazos y bandazos la recta final de la etapa. Se siente cada vez más cómodo en la zona invisible del campo. Ha hecho del sitio al que nadie mira su hogar y su retiro favorito. Su parcelita en la que moverse en zapatillas de cuadros y batín de seda, con ese movimiento constante pero inexplicablemente lento tan suyo. Ha sido capaz de evolucionar su juego al mismo ritmo al que evolucionaba su cuerpo y sus condiciones físicas. Ya no necesita explotar de manera continuada su velocidad punta, entre otras cosas porque, si lo hiciera, los rivales lo detectarían de inmediato y perdería su utilidad a la tercera carrera. Parece increíble que el mejor jugador de la historia del fútbol sea capaz de seguir deslumbrando y decidiendo partidos a un ritmo tan alejado del que uno espera de un futbolista como él. Sin necesidad de intervenir de forma regular en la transición del juego. No necesita más que activarse cuando tiene que hacerlo. Esperar pacientemente a que le caiga ese balón perdido o a invitar a su compañero a cederle un pase en una posición que él mismo juzgue indiscutible. Y entonces aparece. Y entonces se activa. Y entonces, decide.
No hay rival para su fútbol. Ya ni siquiera lo resiste el Chelsea, al que el argentino no había conseguido domesticar hasta ayer y cuya aspereza habitual parecía terreno yermo para la semillita de sus botas. Nos está privando de la emoción. El mejor futbolista de la historia se está cargando el fútbol.
“Y nos gusta cuando calla porque está como ausente”, jajaja…
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Y si coincido, ayer todos los cambios de ritmo del barca (los pocos que se vieron) tuvieron que ver con Messi. El balón que le deja a Paulinho en la primera parte es fenomenal, vio ese pase que era imposible de ver, porque estaba rodeado de jugadores, y el área estaba llena de jugadores blues.
Y luego por supuesto su gol, en donde Iniesta también pone su granito de arena.

Reinventando Paris

Que algo lleva años cociéndose lentamente en París no es una cuestión desconocida para la gran mayoría de los aficionados al fútbol. Desde la llegada al Paris Saint-Germain del hoy accionista mayoritario del club, Nasser Al-Khelaïfi, la institución parisina se ha visto envuelta en un proceso de transformación brutal partiendo desde su mismísima base. Anclado en la mediocridad desde hace años tras haber vivido una destacable y recordada etapa durante la década de los noventa, el nuevo PSG inició su particular revolución deportiva hace algo más de seis años, con la entrada en el accionariado del club de Qatar Investment Authority, fondo de inversión catarí dedicado a invertir por aquí y por allá el ingente superávit generado por las industrias gasística y petrolera. Como suena. Con la entrada de los fondos asiáticos, el club renovó su banquillo con la llegada de Ancelotti para reemplazar a Antoine Kombouaré y, sobre todo, puso en movimiento una carretillada de millones para reconstruir, picoteando de aquí y de allá, una plantilla digna de cualquier grande de Europa. Aquello fue más que una simple operación de chapa y pintura. Sin embargo, el crecimiento deportivo no ha ido de la mano de la fortísima inversión. O, al menos, el retorno de la misma no ha sido tan inmediato como a buen seguro pensaban quienes aportaban el dinero. A Carlo Ancelotti le sucedieron en el banquillo parisino Laurent Blanc y, desde la pasada temporada, Unai Emery, siempre con el objetivo del club fijado en la competición continental. Pero Europa exige un punto más. Un punto que quizá no se compra con millones y que se alcanza con algo más que extraordinarios jugadores en nómina. Un punto tal vez intangible, más relacionado con la esencia, con el poso histórico y social y con la habitualidad en las últimas rondas de la competición. Todo eso que solemos condensar en la palabra ‘oficio’.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
La revolución en el club parisien no se está viviendo únicamente sobre el césped con el desfile interminable de los Ibrahimovic, Pastore, David Luiz, Cavani, Julian Draxler, Berchiche, Neymar o Mbappé. La mercantilización a la que está siendo sometida la institución desde la llegada de Al-Khelaïfi tiene una variante específica fuera del terreno de juego. El inversor catarí desea seguir modelando su proyecto al detalle. Hacer de la icónica marca ‘París’ algo propio, algo que potencie la identidad de un club que, siendo realistas, nunca ha destacado por tener una fuerza identitaria demasiado destacada, es el primero de los pasos.

Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El escudo del club no se ha quedado fuera de la profunda operación de renovación del club. Con un golpe de plumero se sacó de encima hace un par de años la cuna de Luis XIV que tradicionalmente, si se permite el empleo de esta expresión tratándose de un club como el parisino, ocupaba los bajos de la Torre Eiffel. Nada que recordase al Rey Sol, porque este club, dice Al-Khelaïfi, es de todos los parisinos y el recuerdo al monarca podría ser interpretado como una maniobra excluyente o restrictiva con las numerosas y variopintas capas sociales que pueblan el graderío del Parc des Princes. En su lugar, una borbónica flor de lis que sí se ha mantenido con respecto al anterior diseño. Tampoco se han observado miramientos para desplazar la representación gráfica de la vinculación del club con la localidad de Saint-Germain-en-Laye hacia un lugar secundario. La marca ‘París’, referente mundial en el que pretenden apoyar su crecimiento estos nuevos tiempos, destaca ahora sobre el conjunto, despreciando en cierto modo los orígenes del joven club capitalino, formado tras la fusión en el año 1970 del Paris FC y del Stade Saint-Germain. Modernidad, lo llaman. Mientras tanto, el ansiado gran éxito europeo, la culminación del genial plan inversor catarí, continua haciéndose desear.